Sobre el blog

...un pequeño sendero por el que caminar, indagar,cuestionar, buscar, encontrar, sentir, compartir, en definitiva ir aprendiendo a vivir...¿nos acompañas?

viernes, 24 de marzo de 2017

Mascarilla facial de Rooibos.

     Los cosméticos elaborados en casa no sólo tienen una acción beneficiosa para nuestro cutis, sino que, además, sabemos exactamente qué contienen.
La elaboración casera de cosméticos no resulta difícil; sin embargo, no se conservan durante tanto tiempo como los productos industriales. Por otra parte, tampoco contienen aromas ni conservantes  agresivos.


Ingredientes:


 - 1 taza pequeña de agua (entre 120 y 150 ml)


- 1 cucharada de hojas de rooibos (no sirve en bolsita individuales para infusión)
- 3 cucharadas de germen de trigo
- 1 cucharada de miel

Preparación:
Hervir el agua y dejarla enfriar cinco minutos; después verterla en un recipiente con las hojas de rooibos. Dejarlo reposar durante cinco minutos y, a continuación, colar y dejar enfriar. Mientras tanto, mezclar el germen de trigo con la miel; cuando esté bien mezclado, agregar la infusión que acabamos de preparar.

Aplicación:
     En primer lugar, limpiar bien la cara y acto seguido extender y repartir bien la masa obtenida, dejando libre la zona de los ojos. Dejar reposar la mascarilla durante 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, limpiar bien la cara con agua templada y enjuagarla finalmente con agua fría.
     El mejor momento para aplicarse la mascarilla de rooibos es por la noche, ya que deja la piel elástica y la hace más resistente ante irritaciones dañinas; es especialmente adecuada para el cuidado de la piel seca o normal.



Extraído en el libro TÉ PU ERH Y ROOIBOS.  Editorial OCEANO-AMBAR